consejos salidas nocturnas btt

Consejos para salidas nocturnas en mtb

¿Alguna vez te has planteado realizar salidas nocturnas en bicicleta?

Podrás pensar que es una locura pero una vez lo pruebas te va a gustar y volverse incluso adictivo. Es una maravilla poder oír tu respiración con cero contaminación acústica,  concentración al máximo y pura diversión, las rutas de a diario te parecerán completamente nuevas y difícil de reconocer. Pero ojo, te dejamos unos pequeños consejos fruto de nuestra propia experiencia.

Las primeras veces puedes realizar recorridos urbanos e interurbanos para experimentar sensaciones,  y  cuando te animes a realizar rutas por el monte  imprescindible salir acompañado, nunca salgas sólo, y cuánto más numeroso sea el grupo mejor que mejor puesto que al juntarse todas las luces se puede rodar muy fácilmente.

Iniciarte con recorridos que conozcas bien y que hubieses hecho a la luz del día, poco a poco irás ampliando kilómetros y cada vez verás mejor. Al ir en grupo el compañero  más experimentado siempre va en la delantera marcando el camino y otro cerrando el grupo  vigilando que nadie se pierda ni despiste, parece increíble pero sucede, hay que ir contabilizando al grupo cada poco y marcar los cruces y giros.

Imprescindible luces. Luz delantera blanca potente con un mínimo de unos 800 lumens a poder ser con batería incorporada y con carga por USB. Es importante que en los tramos urbanos e interurbanos que estén iluminados bajes al mínimo la intensidad del foco para ahorrar su consumo y usar el máximo de intensidad en los tramos más complicados,  os aconsejamos  llevar otro foco alternativo, siempre pueden surgir imprevistos. Luz trasera por supuesto, tan importante como ver es que te vean. Y recuerda vestir ropa reflectante es obligatorio.

Gafas. Si por el día es importante llevar gafas por la noche no se te pueden olvidar en casa, eso si, con cristales transparentes.

Ropa de abrigo, puedes salir a una temperatura y al regreso las temperaturas probablemente hayan sufrido un descenso importante sobre todo en  invierno.

Y por supuesto hay que hidratarse y alimentarse.

En poco tiempo te volverás un experto y sobre todo notarás mucha mejoría para afrontar cualquier recorrido por complicado que parezca.

Teniendo en cuenta todo esto, lo único que te queda es animarte y probarlo.

No lo pienses más y empieza hoy mismo.